Violenta erupción del volcán de fuego en Guatemala

La violenta erupción del volcán de fuego ha provocado el caos en Guatemala. Kilómetros de extensión se han visto cubiertos por las cenizas que desprende con fuerza. Las autoridades han confirmado una gran cifra de muertos, de heridos. Además, se desconoce el número de personas que se encuentran en paradero desconocido. Las localidades más afectadas han sido El Rodeo y Las Lajas, cuyos vecinos se han visto obligados a ser evacuados para refugiarse de la virulencia del volcán.

Los sobrevivientes describieron el horror y la destrucción cuando el volcán entró en erupción. “No todos escaparon, creo que fueron enterrados“, dijo Consuelo Hernández en un video publicado por CONRED. “Vimos que la lava caía a través de los campos de maíz y corrimos hacia una colina“.

La erupción del volcán de fuego este domingo —la más fuerte del cráter desde 1974— es una tragedia cuyo alcance todavía se desconoce.

El volcán de Fuego de Guatemala entró en erupción, matando al menos a 62 personas y dejando a los residentes cubiertos de cenizas mientras huían de las nubes de humo.

La erupción volcánica del domingo arrojó un río de lava candente y produjo espesas nubes de humo de casi 9,6 kilómetros en el aire, según la CONRED, la agencia gubernamental para la reducción de desastres. Remanentes de cenizas cubrieron vecindarios.

Según CONRED, al momento hay 1,7 millones de afectados, 3.265 evacuados, 1.687 albergados y 46 heridos. Como es de costumbre, tras una erupción, aparece una gran nube de humo negro que cubre completamente la zona afectada con cenizas y flujo piroclástico. Es decir, una mezcla de gases volcánicos calientes y materiales sólidos que dañan en gran medida al ser humano.

Uno de ellos, que no quiso identificarse, culpó de la tragedia las autoridades de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres por no dar la alerta y proceder a la evacuación de las comunidades, hasta que fue demasiado tarde. “Cuando avisaron, ya éramos víctimas de la avalancha”, dijo a Patrullaje Informativo de Emisoras Unidas.

Al respecto, un vulcanólogo explicó que dada la altura del coloso, 3.700 metros sobre el nivel del mar, más el peso de la lava, los deslaves pueden alcanzar hasta los 60 kilómetros por hora. En la mañana de este lunes, los cuerpos de socorro han reiniciado sus labores de búsqueda y rescate, a pesar del evidente cansancio de sus integrantes, que a las nueve de la noche del domingo dieron por terminada su jornada por la falta de visibilidad.

imagen de portada e magenes tomadas de elpais.com

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja un comentario ¡Eso nos motiva!