Ataques con misiles de precisión a objetivos vinculados al programa de armas químicas de Siria

El presidente de Estados Unidos Donald Trump, confirmó haber ordenado un ataque militar contra el aeródromo en Siria desde el que se lanzó el ataque químico y realizó un llamado a todas las naciones civilizadas a buscar el fin de la “matanza y el derramamiento de sangre” que vive ese país. Esta acción supone el primer ataque directo estadounidense contra el Gobierno del presidente Bachar Al Asad desde que comenzó la guerra civil en ese país. El presidente fue conmovido por las fotografías de niños muertos a causa del ataque químico, lo que calificó como “una deshonra para la humanidad” que cruzó muchas líneas. Funcionarios estadounidenses creen que las armas químicas fueron lanzadas desde aeronaves del gobierno sirio con un agente neurotóxico, posiblemente gas sarín.

Según el general Joe Dunford, jefe del estado mayor estadounidense, las fuerzas occidentales apuntaron a las 01:00 horas GMT (04:00 en Siria y 22:00 horas de ayer viernes en Chile) a tres objetivos vinculados al programa de armas químicas sirio, uno cerca de Damasco y otros dos en la región de Homs, en el centro de Siria. Los británicos señalaron haber atacado un complejo militar (una antigua base de misiles) ubicada 24 kilómetros al oeste de Homs, donde se supone que el régimen guardaba armas químicas.

Estados Unidos lanzó múltiples tipos de municiones, entre ellas misiles Tomahawk. Según la cadena Fox News, bombarderos B-1 de largo recorrido también fueron utilizados.

Por su lado Francia empleó para la misión fragatas polivalentes en el Mediterráneo y aviones cazabombarderos Rafale, según la ministra de las Fuerzas Armadas, Florence Parly.

Londres utilizó cuatro cazas Tornado GR4 de la Royal Air Force, equipados con misiles Storm Shadow.

Lo que una hora más tarde, estos bombardeos habían terminado.

Washington y sus aliados dispararon unos 110 misiles contra objetivos en Damasco y otros lugares” en Siria, según fuentes militares sirias, que afirman haber interceptado a la mayoría de misiles.

Según Rusia la defensa antiaérea siria interceptó 71 misiles de crucero de un total de 103. Las instalaciones rusas de defensa antiaérea estacionadas en Siria no fueron utilizadas, según el ministerio ruso de Defensa.

Deja un comentario ¡Eso nos motiva!