Hospital Regional Rancagua llama a sus usuarios a priorizar las urgencias en Salud

        Sistema de Atención de Urgencias Diferido (SAUD) atenderá durante febrero de 8 a 15 horas disminuyendo su horario hasta desaparecer en marzo, ya que no continuará funcionando en el nuevo hospital.

        Con el objeto de entregar una mejor y más pronta atención a los usuarios de mayor gravedad y descongestionar el área de espera, el Servicio de Urgencias del Hospital Regional Rancagua (HRR), llama a los usuarios con enfermedades o dolencias de menor envergadura a dirigirse hasta los Sistema de Atención Primaria de Urgencias (SAPU) y Centros de Salud familiar (Cesfam) correspondientes.

        El Dr. Jorge Soto, médico, Jefe Técnico y jefe (s) de la Unidad de Emergencia HRR, señaló que “esto nace de las metas ministeriales del año 2015, donde en el compromiso de gestión se considera disminuir la atención del paciente leve en las urgencias complejas. Nosotros definimos cinco categorías de pacientes, C1; C2; C3; C4 y C5. Sin embargo el C4 y C5 son pacientes que pueden ser subsidiarios tanto en los SAPU como en consultorios y no tienen que acudir a un hospital complejo como éste”.

        El Sistema de Atención de Urgencia Diferido (SAUD) funciona en el actual recinto hospitalario, en un container adosado al área de Urgencia Adulto, atendido por un médico, quien ve a pacientes de menor complejidad, vale decir, categorizados como C4 y C5. Sin embargo, “lo que ocurre que al haber una atención exclusiva para estos pacientes, estos esperaban menos que el paciente que está más grave, que es el C3”, expresó el jefe (s). Atención que deja de ser funcional si se piensa que es más urgente atender a las personas de mayor gravedad, por el riesgo que implica para esos usuarios las esperas prolongadas.

        Por tanto, durante febrero el SAUD disminuirá su horario de atención, el que será de 8 a 15 horas hasta desaparecer en marzo con el cambio de edificio, ya que en el nuevo hospital se atenderá según gravedad del paciente, teniendo siempre prioridad los C1; C2 y C3.

        Por ende, lumbago; molestias para orinar, en pacientes jóvenes y sanos; ojos rojos, pero que están viendo bien; paciente con dolor de oído; de garganta; con dolor de estómago, entre otras, son evaluables en el SAPU, donde si es que el médico encuentra alguna actividad anormal derivará al paciente hasta Urgencias HRR, ya que si llega por consulta espontánea deberá soportar largas esperas hasta ser atendido.

        Por otra parte, los pacientes con enfermedades terminales; o que se dializan; o que poseen factores de riesgo adicionales, es preferible que acudan en forma directa al Servicio de Urgencias, por el peligro que implica su condición de salud. “La idea es darle oportunidad de atención a cada paciente según necesidad”, concluyó el Dr. Jorge Soto.

Categorización

        Es importante señalar que los pacientes son evaluados por personal competente y se categorizan según estado de salud, siendo C1 el usuario que llega con gravedad “extrema”, que necesita atención inmediata, ya que se encuentra en riesgo de muerte. El C2 en tanto es el que llega con categorización “severa”, vale decir que necesita atención secundaria y debe ser atendido con rapidez porque su condición también representa peligro para su vida. El C3 es para personas que llegan con una condición de “mediana” es el que requiere valoración médica rápida para descartar problemas que pongan en riesgo su vida.

        Mientras que el C4 es de compromiso leve, requiere atención y tratamiento, pero puede ser atendido en el SAPU. Mientras que el C5 es el paciente categorizado como “No Pertinente”, o sea es aquel paciente que debe atenderse en un Cesfam y no en un servicio de urgencias porque su caso no representa peligro para su vida.

Hospital Regional Rancagua llama a sus usuarios a priorizar las urgencias en Salud

Deja un comentario ¡Eso nos motiva!